Corpus Christi, Texas, EE. UU.

Portaviones de la Segunda Guerra Mundial | Diario

domingo, 16 de junio de 2019


Como les conte en una de las entradas pasadas, visitamos el acuario y este portaviones, que en particular me sorprendió bastante.

Al caminar por los pasillos en su interior que a veces me parecía que se hacían cada vez mas angostos, se sentía una calma y algo de claustrofobia.
Muchas personas dicen haber sentido y visto cosas extrañas en este barco, pero la verdad yo solo me sentía algo sofocada en las partes que no había aire acondicionado, era un día muy caluroso y no ayudaba para nada.

Las escaleras para subir a los otros "pisos" eran muy empinadas y yo no dejaba de pensar en las personas que estuvieron a bordo y vivían su día a día ahí dentro. Me sorprendía pensando en que debían ser delgados en su mayoría por que los pasillos y las puertas se sentían pequeños, me imaginaba el comer y dormir con su hogar siempre en movimiento.





Por aquí un poco de historia que traduje de un folleto que nos dieron:

El USS Lexington o "fantasma azul" como se le apodo, fue uno de los 24 portaviones fabricado a través de la Segunda Guerra Mundial para la armada de los EEUU. Al principio le fue asignado el nombre de USS Cabot, pero le fue cambiado al momento de ser construido en recuerdo al USS Lexington (CV-2) que había sido hundido en la Batalla del Mar de Coral en 1942.​ 

El USS Lexington fue asignado en febrero de 1943 y experimentó servicio prolongado en la Guerra del Pacífico. Terminada la guerra fue puesto de baja, tras lo cual fue actualizado y vuelto a activar a inicios de 1950, siendo catalogado como portaaviones de ataque. El Lexington es el portaviones de mayor antigüedad que resta en el mundo.

El Lexington era conocido por los japoneses como el fantasma azul ya que estos lo vieron hundirse en 1941 para después verlo surcando los mares en 1943. Claro que no sabían que se trataba de otra nave con el mismo nombre. Estuvo casi 30 años en servicio hasta cuando en 1991 se jubilo y fue donado como museo naval.

Y como dato curioso en 1980, se convirtió en el primer portaviones en la historia naval de los EEUU en tener a las mujeres a bordo como tripulantes.






La exposición cuenta con muchas secciones, las que más recuerdo son el dentista, la barbería, la cocina y comedores, la enfermería y el servicio postal



Una parte del cuarto de maquinaria, me parece super loco todas las válvulas y que cada una tenía su función para algo.






Después de la visita al enorme barco, decidimos ir a comer y a caminar un poco por el malecón.



Nos encontramos con el memorial de Selena, una cantante de Tejano bastante conocida, sobre todo después de su muerte. Hay una estatua de tamaño real y tiene una vista muy bonita a los embarcaderos.



No habíamos conocido ninguna playa en este país, nos hubiera encantado meternos al mar pero estaba lleno de medusas y aunque había gente nadando no nos quisimos arriesgar. En conclusión una visita que disfrutamos, aprendimos mucho en al acuario y en el portaviones, comimos mariscos y la pasamos muy rico en el calor de playa.




Recibe en tu e-mail todas las novedades





*despues de hacer clic en suscribirme ya es necesario que verifiques y actives la suscripcion en tu email para que puedas empezar a recibir la novedades


1 comentario

¡Gracias!

Veo que estas comentando y a mi me encanta. Solo te pido que no hagas spam, de lo contrario tu comentario será eliminado.

Si quieres que conozca tu blog házmelo saber en la iniciativa Seamos seguidores que para eso está.

Latest Instagrams

© annie's place⠀