Con tecnología de Blogger.

10 cosas que he aprendido | Viviendo en EEUU


Ya que esta sección fue muy gustada, aquí les traigo una nueva entrada en la cual les hablo de unas cuantas cosillas que he aprendido viviendo en el extranjero.


LA VIDA SIGUE, CON O SIN TI
Pasaran muchas cosas mientras tu no estes. Tus amigos se casaran, tendran bebes y habra fiestas inmensas. Extranaras la mayoria de esto y lo unico que puedes hacer es ver a traves de fotos en redes sociales. Es dificil, pero pasa lo mismo con la gente que te extrana a ti.



SER PACIENTE
En otro pais la cosa mas sencilla puede convertirse en todo un reto. Tramitar papeles, encontrar la palabra adecuada. Siempre va a haber momentos de desesperacion, pero tendras mas paciencia de la que jamas tuviste y aceptas pedir ayuda. Al principio puedes sentirte hasta humillado, pero el tiempo pasara y te sentiras mejor.


TE DAS CUENTA DE LA GENTE QUE TE QUIERE
Si bien es horrible que muchos de tus "amigos" dejen de hablarte y contarte cosas, con el tiempo veras a quien de verdad le interesas. Personalmente me he llevado cada sorpresa (y muy grata) de gente a quien no consideraba tan cercana y ahora lo son.


LO "NORMAL"
Lo normal ahora es diferente, la linea entre normal y extrano se pone algo confusa. Tan simple como que dos jovenes se besen en publico, en algun lugar podria ser normal y en otro casi un delito. Vivir en otro pais te das cuenta que esta palabra -normal- significa social o culturalmente aceptado. Cuando te sumerges en otra cultura y en otra sociedad, tu concepto de normalidad se hace anicos. Te das cuentas que hay mas formas de hacer cosas y al final acabas adoptando esas costumbres impensables. Ademas te conoces mejor a ti mismo.


HOME IS WHERE THE HEART IS
Cuando vives en el extranjero formas parte del club especial de tener dos direcciones, hablar dos idiomas, convertiras el tipo de moneda. Formaras parte de dos partes, el nuevo y el antiguo.
Entonces te daras cuenta que el concepto de hogar es en donde este tu corazon.



LA VALENTIA ESTA SOBREVALORADA
Muchas personas te dirán que eres valiente, que también les gustaria marcharse, pero no se atreven. Y tú, aunque también tuviste miedo, sabes mejor que nunca que la valentía constituye, quizás, un 10% de las grandes decisiones. El 90% restante son las ganas. Cuando damos el salto, ya no hay valientes ni cobardes: pase lo que pase, te enfrentas a ello.


DEJAS DE HABLAR UN IDIOMA EN CONCRETO
Ya que mejoras tu nivel en el nuevo idioma constantemente acabas empeorando el otro. A veces se te escapara una palabra en otro idioma, no puedes describir algo con aquella expresion que no esta en el otro idioma o simplemete olvidas palabras en tu lengua materna y a veces con esto me siento fatal, porque la gente piensa que soy payasa o me siento muy gringa.


LAS DESPEDIDAS SON MAS FACILES
Pronto te das cuenta de que, ahora, muchas cosas y personas son de paso, y el valor de la mayoría de situaciones es relativo. Perfeccionas el equilibro entre crear lazos y saber desprenderte de objetos y recuerdos: una lucha perpetua entre nostalgia y pragmatismo.


EL CAMBIO Y MADURAR
Leerás a menudo que hay viajes que cambian la vida. Y, a pesar de los clichés, vivir en otro país es un viaje que te cambiará profundamente. Sacudirá tus raíces, tus certezas y tus miedos. Has evolucionado, tienes cicatrices, has vivido, has cambiado y por muy mimado que hayas sido acabas madurando.


VALORAS MAS A TU PAIS
Cuando le explicas a la gente de otro país dónde vivias, por lo general se sentirán interesados o fascinados por tus fotos o descripciones. Esta percepción externa puede que haga que tengas más aprecio a esas calles y quizas a lo malo que te aquejaba. La ausencia aviva el cariño y puede que el patriotismo, especialmente cuando estás animando a tu país, aunque ni siquiera te gusten los deportes.



Nos leemos


6 comentarios

  1. Hola, me agradó mucho leerte es reconfortante y no sé del todo porqué jejeje. En parte de entiendo pues aunque yo no me fui al extranjero hace varios años me mudé al otro estado (de extremo a extremo en realidad), sin embargo era más joven y me costó mucho trabajo adaptarme a pesar de eso y con el tiempo me he dado cuenta de que no cambiaría esa experiencia pues crecí mucho como persona y seguramente no sería quien ahora soy si me hubiese quedado en donde nací. (Cabe señalar que después de unos años volví a mi lugar de origen sin embargo pronto volveré a partir).
    Sólo me queda desearte mucho éxito.

    ResponderEliminar
  2. ¡Buenas!
    Me gustan mucho estas entradas y las considero muy interesantes cuentes lo que cuentes, porque dentro de mis planes entra vivir en el extranjero al menos una temporada. A mi alrededor no hay mucha gente que vea esto como algo positivo o enriquecedor y aunque uno sepa lo que siente e intente ser objetivo mirando tanto lo bueno como lo malo (no es por centrarme en eso, pero ¿podrías hacer una entrada similar con "problemas" que uno encara en tu situación?), a veces cuesta (al menos a mí) el mantenerse en tu postura sin dejar que el machaque constante te afecte.

    Creo que es normal tener miedo y por desgracia, es muy común el ni acercarnos a la puerta de nuestras jaulitas porque... ¿y si allá fuera nos va mal? Por eso supongo que se ve a quienes dan el paso como valientes. Desde mi punto de vista, tú lo eres porque yo aún no he dado el paso y me da miedo (aunque ahora mismo no puedo irme aunque quiera).

    Una pregunta (espero que no indiscreta): ¿te has marchado sola? ¿Fuiste a estudiar, por razones familiares o simplemente porque te apetecía (u otra razón)? Quizá se me ha pasado, pero no recuerdo haberte leído decir nada al respecto. Si es demasiado cotilla la pregunta, ignórala sin problema...


    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Me ha parecido muy interesante la entrada. Estoy segura e que vivir en otro país tiene que ser una experiencia genial, aunque como dices, también debe ser algo complicado, al menos al principio.
    Algún día me gustaría pasar unos meses fuera.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Que linda entrada :) Esas cositas que uno va aprendiendo al vivir cosas nuevas son geniales. No sé si me animaría a irme a vivir a otro país, pero sí irme de mi ciudad, probar cosas nuevas ^^

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Que linda entrada, Annie, disfruté mucho leerla. Espero poder ir en algún momento a vivir a otro país, para sentir la experiencia en primera persona.
    Un beso <3

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Me ha parecido una entrada de lo más interesante, de hecho me encanta este tipo de contenido :D
    Es curioso como valoramos las cosas que tenemos mucho mejor cuando estamos lejos jajaja
    Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias!

Veo que estas comentando y a mi me encanta. Solo te pido que no hagas spam, de lo contrario tu comentario será eliminado.

Si quieres que conozca tu blog házmelo saber en la iniciativa Seamos seguidores que para eso está.